Postres con vinagres

El vinagre parece terminar siempre en ensaladas y vinagretas que luego terminan en ensaladas. Pero es un producto más versátil y que puede terminar en platos dulces. La variedad de vinagres frutales artesanales son ideales para agregar en postres porque aportan el perfume de su fruta y la acidez de ácido acético.
Como en Apicio existe el TUNEALAD de Membrillos se me ocurrió traer esta receta bien simple con pocos ingredientes y que hacen de un clásico como la MACEDONIA.

Vamos por lo principal que es la jalea. Vamos a necesitar 100gm de azúcar que vamos a calentar en una ollita a fuego medio. Una vez que tome color ámbar agregamos de a poco unos 100ml de vinagre de membrillo TUNEALAD. Cuando lo hagas no pongas la cara sobre la olla por dos motivos, el primero es que puede saltar un poco de ese pre caramelo y quemarte la cara, y el segundo es que lo primero que va a evaporarse es el ácido acético del vinagre y es super irritante. 

Revolvé suavemente para que no queden grumos y dejá espesar. El punto es que el vos prefieras, una jalea o un caramelo. Lo importante es que tengas en cuenta que cuando enfríe va a ser mas consistente que en caliente.

Para este postre re simple solo hay que agregar un helado de crema o vainilla y unos duraznos que en esta época están en su mejor momento.

Calentá una planta o un disco donde puedas colocar azúcar sin dañar la superficie. Esto es porque vamos a cortar los duraznos al medio, retirar el carozo y espolvorear azúcar por arriba. Cuando el disco este bien caliente pone los duraznos por el lado del corte para que se queme y se forme un caramelo. Si te gustan los contrastes de sabores permití que se queme un poco y le aporte un toque amargo. No abuses de esto porque arruinará el plato.

Serví entonces tres bolas de helado, tres o cinco medios duraznos y baña con la jalea de TUNEALAD membrillo.


Deja aquí tus comentarios