Especies Nativas Uruguay: Anacahuita

Su nombre científico: Schinus molle. Es el árbol indígena más popular entre los uruguayos, y es también conocido como un falso pimentero.

Puede crecer hasta 12mts, con ramillas colgantes sus hojas son perennes. La hembra es la que da racimos de uno frutos pequeños, que cuando están maduros su cascara se ve rojiza y seca. Adentro se encuentra la “pimienta” que un fuerte perfume y una resina pegajosa cuyo sabor es mas fuerte que el de la pimienta negra. Frotando esta contra la piel es un buen repelente de mosquitos.

Se puede infusionar sus hojas para combatir resfríos y bronquitis, problemas digestivos, antirreumático, y mantener a las hormigas alejadas de tu huerta. También se aprovechan sus aceites esenciales en la industria cosmética y farmacéutica.

En Montevideo se encuentran mas de un centenar repartidos en todos los barrios , la Intendencia ha plantado anacahuitas, fundamentalmente en parques y espacios abiertos, pero por un conjunto de razones (que no pierde la hoja, que su copa es muy amplia, etc.) rara vez la utiliza en el arbolado de las calles. Sin embargo son los vecinos quienes deciden muchas veces plantarlos frente a sus casas por las mismas razones.

La madre (o padre) de todas las anacahuitas está en pleno centro de Montevideo. De gigantescas dimensiones, se encuentra en un patio interno de la Torre de los Profesionales.

Se trata del mismo ejemplar que años atrás había sido descrito por Muñoz (1992) de la siguiente manera: “En las calles Yaguarón y Colonia … se puede ver un notable ejemplar cuyas medidas son: Circunferencia mts 7,50, diámetro mts 2,38, altura mts 14. Este individuo debe ser especialmente protegido ya que su ubicación es sumamente crítica, en un predio particular, baldío, con miras a futuras construcciones, lo que hace
suponer que se pueda pensar en su eliminación. Su edad es mucho más que centenaria”.

Por otro lado, allá por el 700 d.c. los Huari (Perú) hacían una especie de “chicha” de molle, usando las semillas como ofrenda. En Cerro Baúl se ha encontrado una instalación arqueológica de 500 m² dedicado a la elaboración de esta bebida fermentada.


Deja aquí tus comentarios